Los profesionales aseguran que para llevar a cabo un buen mantenimiento de ascensores en Madrid centro es esencial realizar una limpieza adecuada y periódica de estos, sobre todo cuando forman parte de edificios con mucho tránsito de personas.

Un ascensor está sometido a un desgaste continuado debido a su frecuencia de uso, lo que obliga a realizar revisiones cada cierto tiempo. Una correcta limpieza y mantenimiento de ascensores en Madrid centro conlleva informes favorables, a continuación te explicamos cómo limpiar la maquinaria.

La periodicidad de la limpieza dependerá del número de personas que habiten en el edificio y del tamaño de este. Normalmente se llevará a cabo una limpieza superficial de forma diaria y una profunda semanalmente. La tarea consiste en eliminar la suciedad y el polvo de paredes, suelos y espejos. Para ello es importante utilizar productos adecuados para cada material que constituya la cabina, teniendo especial cuidado con los componentes electrónicos, como los botones. Es importante que estos productos sean desinfectantes y no abrasivos.

También debemos tener en cuenta algunos componentes del ascensor que suelen pasar desapercibidos por no estar a la vista, pero que tienen mucho que ver con su funcionamiento, como los raíles y el foso. Las partículas acumuladas en estos elementos provocan que la máquina presente dificultades para mantener su velocidad, además de fallos en su sistema de apertura. En el foso suele encontrarse suciedad con frecuencia, ya que es ahí a donde va a parar todo lo que se cuela entre el suelo del ascensor y el del edificio. Estos elementos se limpiarán con menor frecuencia, aunque esta también dependerá de su uso.

Además de realizar una limpieza adecuada, es fundamental comprobar el estado de los componentes del ascensor y llevar a cabo las reparaciones necesarias. Los profesionales que trabajamos en ANTONINO ASCENSORES podemos ayudarte a ello, contáctanos.